Páginas vistas en total

miércoles, 3 de junio de 2015

Ramos Otero (FCS), Buenos Aires, Argentina

La última parada ferroviaria corresponde a la Estación Ramos Otero del ramal Ayacucho-Quequén-Necochea del FCS. La misma se habilitó en febrero de 1892 al igual que la línea y fue construída en tierras donadas por Don Ignacio Ramos Otero, dueño del campo que cobijaría vías y parada.
El pueblo se ubica a 54 kilómetros de Balcarce y a 18 de la Provincial 29. Su población actual se eleva a los 95 habitantes.





El edificio se encuentra en total estado de abandono, y si bien no pudo tildarlo de irrecuperable, porque su caja está entera, el costo del reciclado sería enorme, hecho que hoy inevitablemente lo condena a una muerte lenta y segura.
Por sus vías pasan ocasionales formaciones del Ferrosur Roca con destino al puerto de Quequén.













Final de travesía, como seguirá la historia, no sé, será cuestión de armar la mochila, cargar máquina, anotador y salir en búsqueda de nuevo material arqueológico, todavía quedan muchos yacimientos por explorar.


domingo, 31 de mayo de 2015

Estación Los Pinos (FCS), Buenos Aires, Argentina

Estación Los Pinos pertenece al ramal Ayacucho-Quequén-Necochea del FCS. Fue inaugurada en 1907, mientras que la línea data de 1892. El 24 de febrero se libró al tráfico la primera sección entre Ayacucho y Balcarce, mientras que Balcarce-Quequén se habilitó el 1 de agosto del mismo año. El nombre lo toma de la Estancia Los Pinos de Juan B. Iraizoz, donante de las tierras para la instalación de la misma.
El orígen del pueblo tiene que ver con la apertura de la cantera en el año 1900. De la misma se extraía, pedregullo, arena, polvo de piedra y arcilla, será el crecimiento de la actividad minera la que impulsará la creación de la estación y el crecimiento demográfico de la población que llegó a superar la marca de las 5000 personas durante la época de esplendor de la cantera.


Vemos como la tipología del edificio corresponde a los del segundo período del FCS con el característico bow window y el ladrillo enmarcando las aberturas. El edificio se encuentra en buen estado, el predio está descuidado y las viviendas contiguas ocupadas. Por sus vías circulan formaciones cerealeras del Ferrosur Roca con destino al puerto de Quequén.