Páginas vistas en total

domingo, 29 de junio de 2014

Gahan, (FCCBA), Buenos Aires, Argentina

Con la Estación Gahan, comienza una segunda serie del trabajo sobre ramales del norte bonaerense, ahora me ocuparé durante tres estaciones de la línea Fátima-Rojas-Cuatro de Febrero del ex Ferrocarril Central de Buenos Aires, posteriormente Ferrocarril General Urquiza.
El FCCBA fue una compañía ferroviaria argentina, que construyó y operó una línea de trocha estándar (1,435 metros), desde la ciudad de Buenos Aires hasta la localidad santafesina de Cuatro de Febrero, aunque la idea original era llegar con el servicio hasta el núcleo urbano de Villa María en la provincia de Córdoba.
Los hermanos Julio y Federico Lacroze fueron pioneros en la apertura de varias líneas de tranvías tirados por caballos. La primera de ellas fue inaugurada en 1868 entre Plaza de Mayo y Plaza Once, y en 1870 inauguran el Tramway Central de Lacroze. El 2 de octubre de 1884 Federico recibió por decreto una concesión para construir otro ferrocarril tirado por caballos entre Buenos Aires y Pilar, la línea de 47 kilómetros de extensión se inauguró bajo la denominación de Tramway Rural el 6 de abril de 1888, y el 27 de julio de ese año fue extendida hasta Zárate, alcanzando así la conexión fluvial. Desde 1891 la empresa comenzó a operar con locomotoras a vapor.
La línea que nos ocupa llegó a la ciudad de Salto el 1 de diciembre de 1896, al año siguiente cambia el nombre por el de Ferrocarril Rural de la Provincia de Buenos Aires y en 1906 por su definitivo Ferrocarril Central de Buenos Aires, como vemos siempre los ferrocarriles han sufrido modificaciones por casi todos los gobiernos que han ostentado el poder en nuestro País.
El tendido ferroviario alcanzó la ciudad de Rojas en 1909, alcanzando su máxima extensión durante 1915 cuando llegó al pueblo rural de Cuatro de Febrero en la Provincia de Santa Fe.
El edificio se encuentra ocupado, el estado general es bueno dentro del perímetro que rodea la "casa", pero marca un total abandono si uno se aleja hacia el nomenclador lado Salto por ejemplo, con yuyales que llegan hasta los hombros. Cuando una estación se encuentra intrusada a veces la toma de fotografías se torna difícil porque para uno se trata de una propiedad del estado nacional con libre acceso, pero para sus ocupantes se trata de su espacio privado, lo que inevitablemente conlleva una negociación, una negación o una autocensura como me ocurre a veces, sobre todo cuando en las galerías se ubican pertenencias familiares.
Aclaro esto porque en muchas oportunidades he dejado de fotografiar detalles de valía para no invadir el espacio "privado" de los moradores.
De todas maneras la excusa de un trabajo profesional o una devoción casi siempre garantizan permiso, siempre y cuando haya humanos con quienes dialogar, porque a veces reina el silencio o la  bienvenida te la brinda un tigre dientes de sable con cara e intenciones para nada conciliables.
Sigo viaje hacia la ciudad de Salto, pero antes tres cruces pintadas en una curva y varios carteles indicadores obligan a una parada. El caso Pomar fue una mancha negrísima en la historia judicial y policial, una familia estuvo desaparecida durante 24 días mientras efectuaba un viaje desde el gran Buenos Aires hasta la ciudad de Pergamino, durante ese lapso se realizaron rastrillajes minuciosos por tierra y aire, se revisaron arroyos, cámaras de seguridad y se siguieron pistas absurdas como que el padre tenía vinculaciones con el narcotráfico y alguna célula terrorista internacional, o hasta la descabellada que hablaba de una supuesta inducción provocada por el famoso extraterreste Turnelde, aquel que tenía contacto vía correo con Fabio Zerpa, sí, dije correo. Bueno el auto estuvo volcado 24 días detrás de unos matorrales tras saltar el guardarail, producto de un camino en pésimo estado, una noche lluviosa y algún incidente con otro vehículo en una curva pronunciada y peligrosa.


sábado, 28 de junio de 2014

Estación La Angelita (BAP), Buenos Aires, Argentina

La cuarta parada corresponde a la estación La Angelita, ubicada en el Partido de General Arenales, perteneciente como las otras tras restantes al ramal Rawson-Arenales del antiguo BAP.
http://es.wikipedia.org/wiki/Ramal_Rawson_-_Arribe%C3%B1os
La localidad se asentó en tierras pertenecientes a Doña María Unzué de Alvear. La estación del BAP se inauguró el 24 de noviembre de 1911 y a partir de ese momento comenzó a consolidarse un poblado de netas características agropecuarias, con la particularidad que la mayoría de los pobladores originarios son producto de la inmigración siria que hasta el día de hoy continúan con sus tradiciones.
La mayoría de los edificios públicos fueron donados por la familia Alvear, destacándose la escuela nº 16 y la capilla católica de estilo colonial.
Dos particularidades, la primera es que el edificio se encuentra intrusado por varias familias... de cerdos...
En su frente se arman varios chiqueros y desde la cerca varios cerditos curiosos pero muy simpáticos te dan una particular bienvenida.
La segunda, el pueblo era frecuentemente visitado por un paisano famoso, presidente él, responsable del 10 de marzo de 1993.

Estación Sol de Mayo, (BAP), Buenos Aires, Argentina

La tercera parada corresponde al pequeño asentamiento de Sol de Mayo, que con una población de 20 habitantes se presenta como el más pequeño del ramal Rawson-Arribeños.
El Ferrocarril General San Martín se conforma luego de la compra y nacionalización de los ferrocarriles de capital británico durante 1948. Desde ese momento fue operado íntegramente por la pública Empresa de Ferrocarriles del Estado Argentino (EFEA), la nueva administración mantuvo su nombre hasta 1965 cuando se simplificó su denominación a Ferrocarriles Argentinos.
En 1991 durante el gobierno de Menem se creó una nueva empresa en cambio de la mencionada anterior, denominada en esta oportunidad FEMESA o Ferrocarriles Metropolitanos S.A que se ocuparía de la operación y racionalización del sistema de transporte en el área metropolitana de Buenos Aires, mientras se pergeñaba la privatización del sistema de cargas y el traspaso a las provincias del sistema de trenes de pasajeros de media y larga distancia. El sistema de cargas del FCGSM fue concesionado a la empresa BAP S.A. Durante 1992 se comenzó con una drástica reducción de personal amparado en el criterio de racionalización del estado, se impusieron retiros voluntarios o traslado de personal a áreas que constituían  una degradación en sus condiciones laborales. El 10 de marzo de 1993, mediante un decreto presidencial desaparecieron en forma masiva casi todos los servicios de pasajeros de media y larga distancia.
En agosto de 1999 la compañía brasileña ALL se quedó con la concesión del sistema de cargas del BAP y en 2013 el Estado vuelve a tomar el control del sistema a través de la empresa Belgrano Cargas y Logística.
El edificio se encuentra ocupado, pero debo reconocer que quién lo ocupa se ha encargado de mantenerlo en perfectas condiciones como así también al predio del frente, con su césped perfectamente cortado, ahora de las vías hacia el lado de los galpones la maleza ocupa todo el territorio haciendo casi imposible la circulación.
En las tomas se hace evidente el contraste entre lo mantenido y cuidado con lo dejado a la buena de la naturaleza.

Los Indios, (BAP), Buenos Aires, Argentina

Los Indios es la segunda de las cuatro estaciones del ramal Rawson-Arribeños, que estarán incluidas en este trabajo.
El ramal de 132 kilómetros de longitud cuenta con 11 estaciones y fue construído por el antiguo Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico (BAP). Esta empresa era de capitales británicos y operó una red de trocha ancha (1,676 metros).
El ciudadano chileno Juan E Clark, obtuvo en el año 1872 una concesión para la construcción de una línea de ferrocarril que partiendo desde Buenos Aires llegara hasta Chile. En 1882 la compañía Buenos Aires and Pacific Railway se registró en Londres y así Clark pudo empezar con la construcción, que en un primer momento iba a vincular Mercedes en la Provincia de Buenos Aires con Villa Mercedes en San Luis. Los trenes iban a llegar hasta la Capital utilizando las vías del Ferrocarril del Oeste y a Cuyo por los ya tendidos rieles del Ferrocarril Andino.
Los trabajos comenzaron en 1882, alcanzando Junín en 1884, estableciendo aquí los talleres de la línea. El 8 de octubre de 1886 se abre al público la totalidad del recorrido entre Mercedes y Villa Mercedes.
Posteriormente la empresa cambió de planes y le solicitó al Estado un permiso para llegar hasta Buenos Aires con rieles propios, el Estado siempre atento a los pedidos e intereses británicos le concedió el permiso y el 20 de marzo de 1888, comenzó a operar la línea entre Palermo y Mercedes.
En 1899 John Wynford Philips asumió la presidencia de la compañía, cargo que detentó hasta 1938, durante ese período la empresa absorbió varias líneas regionales formando una red compacta que desde Buenos Aires llegaba hasta la Cordillera de los Andes y desde San Juan hasta Bahía Blanca, conectando puertos con zonas de explotación primaria, verdadero objetivo de los negocios británicos en el País.
En 1910 la línea llega hasta Valparaíso (Chile), conectando así por primera vez los dos océanos.
La posterior compra y nacionalización de las empresas británicas, ocurrida en 1948, produce un cambio de nomenclatura a la línea que pasa a llamarse Ferrocarril General San Martín.
Como vemos la pequeña estación se encuentra intrusada pero entera, el ramal luce completamente abandonado a pesar de haber sido parte de la concesión que el tío regalón en le otorgó a la nueva BAP y posteriormente a la brasilera ALL.
El cierre definitivo de los ramales, la falta de transporte publico, el mal estado de los accesos, la carencia de oportunidades laborales, educativas de salud y esparcimiento, hacen que estos pueblos se vayan convirtiendo paulatina e inexorablemente en fantasmas a pesar de las gestiones y la muy buena voluntad que ponen sus autoridades, con las cuales tuve oportunidad de hablar.
Los Indios cuenta con escuela primaria y jardín de infantes, una sala de primeros auxilios, un club donde despuntar vicios y aburrimientos, un almacén de ramos generales, una plaza y una planta de silos de considerable volumen. Los Indios carece de pavimento, agua potable, instalada pero peligrosamente cargada de arsénico, capilla en donde despuntar la fe y el aburrimiento, escuela secundaria, dependencia sanitaria con equipamiento, banco, vidrieras con multitud objetos para consumir irracionalmente, etc....
El viaje continúa hacia el Oeste en la búsqueda de dos estaciones más.
Radiografías del alma