Páginas vistas en total

sábado, 28 de junio de 2014

Los Indios, (BAP), Buenos Aires, Argentina

Los Indios es la segunda de las cuatro estaciones del ramal Rawson-Arribeños, que estarán incluidas en este trabajo.
El ramal de 132 kilómetros de longitud cuenta con 11 estaciones y fue construído por el antiguo Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico (BAP). Esta empresa era de capitales británicos y operó una red de trocha ancha (1,676 metros).
El ciudadano chileno Juan E Clark, obtuvo en el año 1872 una concesión para la construcción de una línea de ferrocarril que partiendo desde Buenos Aires llegara hasta Chile. En 1882 la compañía Buenos Aires and Pacific Railway se registró en Londres y así Clark pudo empezar con la construcción, que en un primer momento iba a vincular Mercedes en la Provincia de Buenos Aires con Villa Mercedes en San Luis. Los trenes iban a llegar hasta la Capital utilizando las vías del Ferrocarril del Oeste y a Cuyo por los ya tendidos rieles del Ferrocarril Andino.
Los trabajos comenzaron en 1882, alcanzando Junín en 1884, estableciendo aquí los talleres de la línea. El 8 de octubre de 1886 se abre al público la totalidad del recorrido entre Mercedes y Villa Mercedes.
Posteriormente la empresa cambió de planes y le solicitó al Estado un permiso para llegar hasta Buenos Aires con rieles propios, el Estado siempre atento a los pedidos e intereses británicos le concedió el permiso y el 20 de marzo de 1888, comenzó a operar la línea entre Palermo y Mercedes.
En 1899 John Wynford Philips asumió la presidencia de la compañía, cargo que detentó hasta 1938, durante ese período la empresa absorbió varias líneas regionales formando una red compacta que desde Buenos Aires llegaba hasta la Cordillera de los Andes y desde San Juan hasta Bahía Blanca, conectando puertos con zonas de explotación primaria, verdadero objetivo de los negocios británicos en el País.
En 1910 la línea llega hasta Valparaíso (Chile), conectando así por primera vez los dos océanos.
La posterior compra y nacionalización de las empresas británicas, ocurrida en 1948, produce un cambio de nomenclatura a la línea que pasa a llamarse Ferrocarril General San Martín.
Como vemos la pequeña estación se encuentra intrusada pero entera, el ramal luce completamente abandonado a pesar de haber sido parte de la concesión que el tío regalón en le otorgó a la nueva BAP y posteriormente a la brasilera ALL.
El cierre definitivo de los ramales, la falta de transporte publico, el mal estado de los accesos, la carencia de oportunidades laborales, educativas de salud y esparcimiento, hacen que estos pueblos se vayan convirtiendo paulatina e inexorablemente en fantasmas a pesar de las gestiones y la muy buena voluntad que ponen sus autoridades, con las cuales tuve oportunidad de hablar.
Los Indios cuenta con escuela primaria y jardín de infantes, una sala de primeros auxilios, un club donde despuntar vicios y aburrimientos, un almacén de ramos generales, una plaza y una planta de silos de considerable volumen. Los Indios carece de pavimento, agua potable, instalada pero peligrosamente cargada de arsénico, capilla en donde despuntar la fe y el aburrimiento, escuela secundaria, dependencia sanitaria con equipamiento, banco, vidrieras con multitud objetos para consumir irracionalmente, etc....
El viaje continúa hacia el Oeste en la búsqueda de dos estaciones más.
Radiografías del alma

No hay comentarios:

Publicar un comentario