Páginas vistas en total

domingo, 29 de junio de 2014

Gahan, (FCCBA), Buenos Aires, Argentina

Con la Estación Gahan, comienza una segunda serie del trabajo sobre ramales del norte bonaerense, ahora me ocuparé durante tres estaciones de la línea Fátima-Rojas-Cuatro de Febrero del ex Ferrocarril Central de Buenos Aires, posteriormente Ferrocarril General Urquiza.
El FCCBA fue una compañía ferroviaria argentina, que construyó y operó una línea de trocha estándar (1,435 metros), desde la ciudad de Buenos Aires hasta la localidad santafesina de Cuatro de Febrero, aunque la idea original era llegar con el servicio hasta el núcleo urbano de Villa María en la provincia de Córdoba.
Los hermanos Julio y Federico Lacroze fueron pioneros en la apertura de varias líneas de tranvías tirados por caballos. La primera de ellas fue inaugurada en 1868 entre Plaza de Mayo y Plaza Once, y en 1870 inauguran el Tramway Central de Lacroze. El 2 de octubre de 1884 Federico recibió por decreto una concesión para construir otro ferrocarril tirado por caballos entre Buenos Aires y Pilar, la línea de 47 kilómetros de extensión se inauguró bajo la denominación de Tramway Rural el 6 de abril de 1888, y el 27 de julio de ese año fue extendida hasta Zárate, alcanzando así la conexión fluvial. Desde 1891 la empresa comenzó a operar con locomotoras a vapor.
La línea que nos ocupa llegó a la ciudad de Salto el 1 de diciembre de 1896, al año siguiente cambia el nombre por el de Ferrocarril Rural de la Provincia de Buenos Aires y en 1906 por su definitivo Ferrocarril Central de Buenos Aires, como vemos siempre los ferrocarriles han sufrido modificaciones por casi todos los gobiernos que han ostentado el poder en nuestro País.
El tendido ferroviario alcanzó la ciudad de Rojas en 1909, alcanzando su máxima extensión durante 1915 cuando llegó al pueblo rural de Cuatro de Febrero en la Provincia de Santa Fe.
El edificio se encuentra ocupado, el estado general es bueno dentro del perímetro que rodea la "casa", pero marca un total abandono si uno se aleja hacia el nomenclador lado Salto por ejemplo, con yuyales que llegan hasta los hombros. Cuando una estación se encuentra intrusada a veces la toma de fotografías se torna difícil porque para uno se trata de una propiedad del estado nacional con libre acceso, pero para sus ocupantes se trata de su espacio privado, lo que inevitablemente conlleva una negociación, una negación o una autocensura como me ocurre a veces, sobre todo cuando en las galerías se ubican pertenencias familiares.
Aclaro esto porque en muchas oportunidades he dejado de fotografiar detalles de valía para no invadir el espacio "privado" de los moradores.
De todas maneras la excusa de un trabajo profesional o una devoción casi siempre garantizan permiso, siempre y cuando haya humanos con quienes dialogar, porque a veces reina el silencio o la  bienvenida te la brinda un tigre dientes de sable con cara e intenciones para nada conciliables.
Sigo viaje hacia la ciudad de Salto, pero antes tres cruces pintadas en una curva y varios carteles indicadores obligan a una parada. El caso Pomar fue una mancha negrísima en la historia judicial y policial, una familia estuvo desaparecida durante 24 días mientras efectuaba un viaje desde el gran Buenos Aires hasta la ciudad de Pergamino, durante ese lapso se realizaron rastrillajes minuciosos por tierra y aire, se revisaron arroyos, cámaras de seguridad y se siguieron pistas absurdas como que el padre tenía vinculaciones con el narcotráfico y alguna célula terrorista internacional, o hasta la descabellada que hablaba de una supuesta inducción provocada por el famoso extraterreste Turnelde, aquel que tenía contacto vía correo con Fabio Zerpa, sí, dije correo. Bueno el auto estuvo volcado 24 días detrás de unos matorrales tras saltar el guardarail, producto de un camino en pésimo estado, una noche lluviosa y algún incidente con otro vehículo en una curva pronunciada y peligrosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario