Páginas vistas en total

sábado, 28 de febrero de 2015

Colonia Velaz (FCCC), Buenos Aires, Argentina

A principios del siglo XX, Colonia Velaz era tan solo una estancia, "La Española" propiedad del Señor Eloy Velaz, sus casi 2000 hectáreas se asentaban al SO del Partido de San Pedro y en ellas se encontraban diseminados pequeños puestos ocupados por cientos de inmigrantes recién llegados en busca de la oportunidad que les brindaba la tierra prometida. Velaz construyó dentro de su estancia un mínimo casco urbano al que dotó de comercios y un colegio para que pudieran asistir los hijos de los trabajadores rurales.
Para esos tiempos, primeros decenios del nuevo siglo las vías del FCCC atravesaban las tierras de La Española, pero todavía la empresa no había establecido su parada, hecho que se concretó recién en 1933 cuando se instala la estación Colonia Velaz en tierras que ya habían sufrido un proceso de subdivisión en lotes de entre 20 y 30 hectáreas, comprados en su mayoría por sus antiguos labradores. La llegada del ferrocarril generó el período de máximo esplendor y movimiento en la zona, vientos de cambio que se fueron apagando en la década del sesenta cuando se produce el despoblamiento de las áreas rurales motivado por el éxodo de jóvenes hacia los centros urbanos en busca de estudios y oportunidades laborales diferentes relacionadas con el masivo desarrollo de la industria producto de un proceso de sustitución de importaciones y cambio de paradigma que termina por vaciar los campos. El golpe final ocurre durante finales de los setenta cuando el tren del Ferrocarril Belgrano deja de detenerse en la estación Velaz y la misma sufre el cierre definitivo.

Colonia Velaz no solo fue saqueada y vandalizada, al parecer no les bastó con eso y no tuvieron mejor idea que incendiarla, la explicación...no hay y cuando uno pregunta la respuesta es siempre la misma, y es gente de por acá y la respuesta todavía se hace más difícil porque gente de por acá significa descendientes de aquellos pioneros que vieron crecer el pueblo gracias al ferrocarril, o quizás el por acá sea más abarcativo y englobe a residentes urbanos de otros asentamientos que vienen en búsqueda de materiales nobles para reutilizarlos en sus viviendas, como fuera y quién fuera da mucha pena e indignación.
Vista al S, hacia El Descanso
Vista hacia el N, sentido Pérez Millán


Fin de viaje, final para un recorrido por las desoladas rutas de la pampa en silencio, ahora habrá que volver a recolectar más material para seguir con la apasionante tarea de visibilizar lo invisible.
Dejo a continuación el enlace a la página del CC del Belgrano para tener la noción del órden de las estaciones y dos enlaces que redirigen al blog pampeano donde se cuenta la historia no ferroviaria de la región y otro al sitio relacionado con el norte profundo, ese que no se vende y que por lo tanto no vale la pena mostrar.




viernes, 27 de febrero de 2015

Estación La Violeta (FCCC), Buenos Aires, Argentina

La segunda parada la establecemos en La Violeta, ex Kilómetro 136, también perteneciente al ramal Buenos Aires-Rosario del FCCC. En este caso nos encontramos con un edificio en buen estado de conservación y ocupado.
La estación nace con la extensión a Buenos Aires del Central Córdoba. La parada se ejecuta durante 1908, la línea se libra al servicio de cargas durante mayo de 1909 y la prestación de pasajeros comienza a principios de mayo de 1912. En cuanto al nombre de la parada se cree que tiene que ver con el gusto del propietario de las tierras Don Guillermo White por esas flores, abundantes en forma de matorrales en toda la región.
Se observa el buen estado de conservación del edificio
y predio en general

FCRBA 
El viaje continúa rumbo al N a la búsqueda del segundo abandono del día, el clima amenaza tormenta y el camino se convierte en tierra pampeana, así que adiós a La Violeta y que siga así de cuidada por el bien de la historia ferroviaria.

jueves, 26 de febrero de 2015

Estación Juan Gerónimo Pujol (FCCC), Buenos Aires, Argentina

Las tres próximas estaciones fueron construidas por el Ferrocarril Central Córdoba (FCCC) para servir al ramal Buenos Aires-Rosario, denominado luego de la nacionalización Ramal CC del Ferrocarril General Belgrano.
En los años 1885 y 1886 los gobiernos provinciales de Córdoba y Santa Fe respectivamente aprueban la construcción de un ferrocarril de trocha angosta que partiendo de las ciudades de Córdoba y Rosario unieran sus rieles en el preciso límite entre las dos jurisdicciones. Así es que en 1887 se conforma en Londres la empresa Ferrocarril Central Córdoba, la misma construyó y libró al servicio público el tramo entre la ciudad capital mediterránea y San Francisco el 13 de octubre de 1888, mientras que la sección santafesina se completa el 29 de octubre de 1891. La extensión a Buenos Aires es aprobada en 1903, acordándose la transferencia de la concesión a la empresa ferrocarril Central Córdoba extensión a Buenos Aires Limitada. Las obras se iniciaron en 1906, comenzando a correr los primeros servicios hasta Villa Adelina en 1909, quedando habilitada la totalidad de la línea entre Rosario y Retiro el 30 de abril de 1912.
Compras anteriores le habían posibilitado a la empresa contar con el ramal Córdoba-Tucumán, por lo tanto a partir de 1912, una nueva línea vincularía la capital del país con la rica región del noroeste.
En mayo de 1939, a raíz de serios problemas financieros, el FCCC es vendido al estado nacional, incorporándose al Ferrocarril Central Norte Argentino, finalmente tras la compra y nacionalización de los ferrocarriles extranjeros esta línea paso a ser parte del Ferrocarril General Belgrano y nuestro ramal de 1267,7 kilómetros entre Retiro y San Miguel de Tucumán se nomencló con el nombre de CC. Los servicios de pasajeros se clausuraron durante la dictadura militar y la estación fue desactivada en 1980, circulando actualmente por sus vías formaciones de la Sociedad Anónima estatal Trenes Argentinos Cargas y Logística, legalmente Belgrano Cargas y Logística.




La estación Juan Gerónimo Pujol se ubica en el Partido de Pergamino, llegar hasta ella requiere recorrer un camino rural desde Conesa o atreverse a la ruta que partiendo desde Guerrico continúa hacia Colonia Veláz, ruta que al inicio de la misma cuenta con un cartel que indica que su estado es pésimo, y no le han mentido...
El pueblo nunca se consolidó como tal, mantiene una escasa población rural dispersa junto a una escuela en actividad. El edificio se encuentra totalmente destruído como tantísimos otros que naufragan en el mar de soja que los mantiene a flote.


Si mal no recuerdo la estación Juan Gerónimo Pujol hubiera sido la última que hubiera recorrido el TAVe antes de su primera parada en Ingeniero Urcelay (Conesa). El TAVe era el Tren de Alta Velocidad, que vincularía Buenos Aires, Rosario y Córdoba, anunciado el 26 de abril de 2006 por el entonces presidente Néstor Kirchner, el mismo tendría que haber estado en funcionamiento para el 2010, deteniéndose en su primera parada de manera regular a partir de 2013.






La última toma representa que no todo es muerte y desolación en Juan Pujol, aunque nada pueda atar a esas bellas flores con la posibilidad del restablecimiento del servicios de pasajeros y el conveniente reciclado de la estación. Sigo viaje por la ruta imposible rumbo a La Violeta segunda parada de esta travesía por los rieles del FCCC.