Páginas vistas en total

viernes, 27 de marzo de 2015

Mechita, Pueblo Histórico Ferroviario (FCO), Buenos Aires, Argentina

La próxima parada reviste gran importancia porque se trata del "Pueblo Histórico Ferroviario" de Mechita, título otorgado por la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires en ocasión del centenario del mismo, hecho acaecido en 2006.
Recordemos que el FCO en manos del gobierno provincial llega con sus rieles a Bragado en 1877, y que en 1887 el Presidente Juárez Celman malvende la línea a la compañía inglesa The Buenos Aires Western Railway Limited, quién continúa la avanzada hacia el Oeste llegando a las provincias de La Pampa y Mendoza. La compañía decide en 1904 que era necesaria la construcción de talleres y viviendas para el personal en la zona de Bragado, pero no se llega a un acuerdo entre los dueños de las tierras y los representantes de la empresa, debiendo intervenir el entonces Presidente Dr. Manuel Quintana donando cinco kilómetros de sus campos para que se erigiera ahí la instalación ferroviaria.
En junio de 1906 se aprueban los planos de los talleres y las 118 viviendas de respaldo que conformarían el conjunto, estableciéndose esa fecha como la de la fundación del pueblo.
En 1908 se culminan los talleres de Mecha y dos años después la estación Mechita, ambas denominaciones representan un homenaje a la mujer e hija del Dr Quintana.
Para inicios de la década del treinta las 118 viviendas resultaron insuficientes en función del aumento de la población produciéndose un crecimiento de la planta urbana del pueblo.
Luego de la nacionalización de los ferrocarriles ingleses por parte del Gral. Perón en 1947, la línea pasa a engrosar las filas del Ferrocarril Nacional General Sarmiento, comenzando el período de esplendor del pueblo ferroviario que llegó a albergar a 5000 habitantes, casi todos ellos abocados a la tarea dentro de los talleres de reparación de máquinas y vagones.
La recorrida comienza por la estación Mechita, prolija y activa con servicios de pasajeros de dos empresas del estado, la nacional SOFSE y la provincial Ferrobaires quienes corren y detienen sus formaciones en la estación.

Continué con la recorrida por el pueblo y sus apacibles calles, apreciando el conjunto de viviendas que todavía conserva gran parte del esplendor original a pesar de algunas poco felices intervenciones.
Al final de la calle ya se divisan los talleres y el primer material ferroviario ahí depositado. Me dirijo al sector de administración para solicitar permiso para poder tomar algunas fotografías del conjunto y obtengo una negativa por parte de un personal administrativo que esgrimió causas poco justificadas e insuficientes para que uno tomara con total seriedad la negativa. No quieren que se saquen fotografías porque luego los comentarios que las acompañan desvirtúan el trabajo que se lleva adelante. Le expresé que no era mi intención la crítica y que intentaba comprender su temor en función de tanta saña caída durante años contra los ferroviarios y el sistema en su conjunto.


A la derecha se distingue la General Electric U18C 8131 que supo servir a finales de los setenta en el Belgrano Sur. Como verán todas las tomas fueron hechas desde el exterior del predio, con una jungla por delante que impide ver correctamente el material, era hora entonces de cruzar la frontera e ingresar con la convicción que no era el destinatario correcto de los motivos de la negativa, no iba a robar, ni a vandalizar, ni a criticar exigiendo una vuelta a las políticas de achicamiento del ya mínimo universo ferroviario, mi interés era fotografiar, contar la historia y la experiencia, si esos hechos son motivo de reprimenda estamos en un problema...
Previo al ingreso tan solo faltaba corroborar cuan peligrosa era la advertencia que rezaba en un cartel colocado frente al galpón de máquinas, para ello me dirigí a un vecino al cual encaré preguntando si era cierto lo allí escrito.
-Nooo! que va a ser cierto, son dos perros flacos que cuando te vean te van a hacer fiesta, mandate con cuidado nomás.
-Gracias y allá vamos.
El coche motor Materfer 001, denominado CM 001 fue un producto de la planta nacional bajo la administración de Sergio Taselli. Esta unidad fue equipada con una planta motriz Fiat Iveco y una caja automática Allison. El frente del mismo guarda similitudes con los coches eléctricos Toshiba del Ferrocarril Roca. El proyecto fue desarrollado sobre la caja de coches de larga distancia del Ferrocarril General Belgrano que se hallaban desmantelados dentro del predio de la fábrica. Su último destino fue en la UGOFE, línea Belgrano Sur.

De repente entró en escena la Brissonneau & Lotz 1207, la misma era utilizada para correr los trenes entre Mechita y Bragado. La locomotora arribó al país en 2006 dentro de un lote adquirido a los ferrocarriles portugueses que incluyó automotores diésel NOHAB, automotores eléctricos Sorefame, locomotoras B&L, English Electric y Alstom, además de coches de pasajeros, restaurantes Carrel & Fouché y furgones corrugados.
La 1207 nace en 1961 cuando la compañía Caminhos de Ferro Portugueses intentó aumentar su parque de locomotoras de tracción diésel eléctricas.
http://es.wikipedia.org/wiki/Serie_1200_de_CP

Por último ingresé al galpón de máquinas para admirar el material ahí reunido.

Sin duda la atracción principal resulta ser la locomotora Clase 15 B 1567. Justo antes de la compra y nacionalización, el británico Ferrocarril Sud realiza una adquisición de material rodante en la forma de treinta 4-8-0, modificación de diseño de la clase 15 A, en todo lo referido al sistema del pasaje de vapor y con su peso reducido, naciendo con ello la clase 15 B (1561 al 1590), construidas por Vulcan Foundry.
A principios de los sesentas desaparecen del servicio las clase 15 del Oeste y durante los setenta las que todavía quedaban en servicio en el FCR.


Dejo el predio ferroviario, lamentando también el no poder visitar los dos museos por un problema de tiempos, ya que tan sólo abren por la tarde en un horario reducido, pero para ello habrá seguramente una vuelta en otro momento.
Para el final camino por el pueblo capturando más imágenes del pasado esplendoroso que no ha perdido a pesar de los brutales ataques a los que fue expuesto el sistema ferroviario argentino.


El 15 de marzo del 2015 en el marco de la décima edición de la Fiesta del Ferroviario se inauguró un monumento en el acceso a la localidad por la nacional 5. La obra fue realizada por el artista mechitense César Giommi.

Continuando el periplo rumbo al Oeste me detengo un minuto frente a un imponente edificio ahora en muy mal estado de conservación. Su moradora me dice que cree que pertenecieron a oficinas del complejo que se ubica junto a la parada ferroviaria de Mecha a escaso kilómetro de Mechita.



4 comentarios:

  1. Hello Rodolfo,

    Congratulations of your very interesting information. I am interested in the Scottish brick making industry and I think many Scottish bricks were made for the South American Railway Networks. You have a photo of FCO marked bricks - I think these are Scottish. Do you have any more photos of bricks? Please see this article I have written. I have created a link to your site - I hope that is okay.

    http://www.scottishbrickhistory.co.uk/scottish-bricks-manufactured-for-south-american-railway-networks/


    Best regards Mark

    ResponderEliminar
  2. Rodolfo - If it is easier, please reply to my email at markcranston1962@gmail.com

    Thank you

    Mark

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones por el trabajo que rescata nuestra memoria ferroviaria, factor importante de civilización y progreso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por recordar una parte de la época dorada del ferrocarril.
    Vivero Lautaro. Ferroviario

    ResponderEliminar