Páginas vistas en total

sábado, 28 de febrero de 2015

Colonia Velaz (FCCC), Buenos Aires, Argentina

A principios del siglo XX, Colonia Velaz era tan solo una estancia, "La Española" propiedad del Señor Eloy Velaz, sus casi 2000 hectáreas se asentaban al SO del Partido de San Pedro y en ellas se encontraban diseminados pequeños puestos ocupados por cientos de inmigrantes recién llegados en busca de la oportunidad que les brindaba la tierra prometida. Velaz construyó dentro de su estancia un mínimo casco urbano al que dotó de comercios y un colegio para que pudieran asistir los hijos de los trabajadores rurales.
Para esos tiempos, primeros decenios del nuevo siglo las vías del FCCC atravesaban las tierras de La Española, pero todavía la empresa no había establecido su parada, hecho que se concretó recién en 1933 cuando se instala la estación Colonia Velaz en tierras que ya habían sufrido un proceso de subdivisión en lotes de entre 20 y 30 hectáreas, comprados en su mayoría por sus antiguos labradores. La llegada del ferrocarril generó el período de máximo esplendor y movimiento en la zona, vientos de cambio que se fueron apagando en la década del sesenta cuando se produce el despoblamiento de las áreas rurales motivado por el éxodo de jóvenes hacia los centros urbanos en busca de estudios y oportunidades laborales diferentes relacionadas con el masivo desarrollo de la industria producto de un proceso de sustitución de importaciones y cambio de paradigma que termina por vaciar los campos. El golpe final ocurre durante finales de los setenta cuando el tren del Ferrocarril Belgrano deja de detenerse en la estación Velaz y la misma sufre el cierre definitivo.

Colonia Velaz no solo fue saqueada y vandalizada, al parecer no les bastó con eso y no tuvieron mejor idea que incendiarla, la explicación...no hay y cuando uno pregunta la respuesta es siempre la misma, y es gente de por acá y la respuesta todavía se hace más difícil porque gente de por acá significa descendientes de aquellos pioneros que vieron crecer el pueblo gracias al ferrocarril, o quizás el por acá sea más abarcativo y englobe a residentes urbanos de otros asentamientos que vienen en búsqueda de materiales nobles para reutilizarlos en sus viviendas, como fuera y quién fuera da mucha pena e indignación.
Vista al S, hacia El Descanso
Vista hacia el N, sentido Pérez Millán


Fin de viaje, final para un recorrido por las desoladas rutas de la pampa en silencio, ahora habrá que volver a recolectar más material para seguir con la apasionante tarea de visibilizar lo invisible.
Dejo a continuación el enlace a la página del CC del Belgrano para tener la noción del órden de las estaciones y dos enlaces que redirigen al blog pampeano donde se cuenta la historia no ferroviaria de la región y otro al sitio relacionado con el norte profundo, ese que no se vende y que por lo tanto no vale la pena mostrar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario