Páginas vistas en total

martes, 2 de diciembre de 2014

Estación Nelson (FCPSF), Santa Fe, Argentina

La estación Nelson fue erigida por el Ferrocarril Provincial de Santa Fe (FCPSF), en el kilómetro 43 de la línea Santa Fe-San Justo-Resistencia-Puerto Barranqueras.
A partir de 1878 la colectividad francesa funda diversas entidades que defienden y agrupan intereses y personas venidas de Francia y sus colonias con el fin de radicarse en nuestras tierras. Para satisfacer las necesidades inmigratorias y la producción agrícola de los nuevos asentamientos radicados en torno a la ciudad de Santa Fe se decide la construcción de un ferrocarril. Es así que el Ferrocarril a las Colonias nace de un acuerdo entre el gobierno provincial y los señores Jonh G. Meiggs Son & Cía, que los obligaba a construir una línea de 100 kilómetros entre Santa Fe y las colonias agrícolas.
Para el año 1888 se inauguran los tramos Santa Fe-Rosario y el Santa Fe-San Justo, que da orígen a nuestra estación. El ramal sería continuado posteriormente en 1892 hasta La Sabana, llegando finalmente a Resistencia y el Puerto de Barranqueras, ya bajo la administración francesa en 1907.

En el año 1885 el FCPSF erige en la ciudad de Santa Fe un formidable edificio que serviría como estación


Increíblemente en 1962 el General (R) Jorge Nocetti Campos, quién para ese momento actuaba como Intendente Federal decide la demolición de tan bello edificio para edificar en dicho predio la actual terminal de ómnibus de la ciudad. Seguramente la medida tuvo que ver con lo impuesto por el Plan Larkin, que demandaba el achicamiento del sistema ferroviario a favor de una sustitución por el transporte colectivo de pasajeros.

El 10 de octubre de 1888 el gobierno provincial firma un contrato de arrendamiento con la compañía de aceros Fives Lille y el 10 de  abril de 1900 transfiere la empresa provincial a la Compañía Francesa de los Ferrocarriles de la Provincia de Santa Fe, formada por la compañía Paraibas, la productora de acero Fives Lille y un grupo de financistas asociados con ésta última. La última etapa expansiva de dicha empresa produjo ramales en la Provincia de Córdoba, múltiples extensiones en el Chaco y la construcción de otra joya arquitectónica para 1929, la estación Rosario, edificio que hoy luego de un importante proceso de reciclado y modernización alberga a la terminal de ómnibus Mariano Moreno.
La compra y posterior nacionalización de las compañías francesas en tiempos del gobierno de Perón hizo que nuestro ramal recayera bajo la órbita del Ferrocarril General Belgrano, quién nomencló al tramo Santa Fe-Puerto Barranqueras de 565 kilómetros, como Ramal F.
En la actualidad por la estación Nelson no circulan trenes, la única parte operativa del ramal se halla entre la estación Los Amores y Resistencia por donde circulan formaciones de Trenes Argentinos Operadora Ferroviaria (SOFSE), al sur de Los Amores el ramal se encuentra en estado de abandono y las vías forman parte del patrimonio de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias.

La pequeña estación se encuentra ocupada y bien conservada al igual que el predio, las viviendas auxiliares y los galpones. Realmente que nuestro edificio siga con vida es un hecho casi milagroso, porque su existencia se vió amenazada durante una feroz tormenta cuando a escasos metros terminó estrellándose contra el suelo un añoso y muy corpulento árbol que de haberle acertado a nuestra estación la hubiera reducido a escombros.
Visto ahora, lejos de la tragedia que no fue, la apariencia del árbol caído remonta a una gran mano extendida quizás amigable, quizás siniestra, de acuerdo a la fantasía que quiera imprimirle quién contempla la extraña escena.
Dejo la estación Nelson que recuerda con su nombre al militar Leopoldo Nelson, que tuvo una importante participación en la guerra con el Paraguay, en las luchas internas contra López Jordán y en las "expediciones al desierto". Le toca ahora el turno a dos estaciones del otrora Ramal A del Belgrano, aquel que supo conectar Laguna Paiva con Catamarca, así es Señores, extraño derrotero el que nos ocupará a continuación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario