Páginas vistas en total

martes, 27 de marzo de 2012

Estación Las Salinas, Ramal del Oro Negro, Mendoza, Argentina

Silencio que no es silencio
Estación que debe su nombre a las Salinas del Diamante ubicadas a pocos kilómetros del lugar. Para dar con la Estación hay que transitar por un escueto camino de 6km atravesado en tres oportunidades sendas tranqueras que hay que ir sorteando cuál carrera con obstáculos. Al llegar todo es soledad, tristeza y misterio. El lugar fue totalmente depredado, existiendo por allí una historia que indica que una noche a fines de los 90, el puestero más cercano a las vías sintió estremecedores sonidos, junto con enormes llamaradas y camiones y camionetas entrando desde la zona del Nihuil, se habían robado todo lo metálico y lo poco de valor extra que por entonces quedaba, iniciando un incendio que afectó algunas dependencias, dotando al sitio de un carácter fantasmal aún más elocuente.
Todo el grupo está completamente deshabitado, hecho que potencia la soledad extrema que presenta el conjunto, sólo visitado por pájaros que escapan de la laguna que se ha formado detrás de los derruídos edificios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario