Páginas vistas en total

miércoles, 28 de marzo de 2012

Estación Los Parlamentos, Ramal del Oro Negro, Mendoza, Argentina

El origen de este nombre se debe a que en ese lugar el General José Francisco de Amigorena, realizó parlamentos con los caciques e indios del Sur entre ellos, Ancán-Amin y lo nombró oficialmente primer cacique gobernador de Malargüe, hoy la estación está ocupada conformando un caserío que mantiene en buenas condiciones las instalaciones, llegando inclusive a reciclar al viejo reducto de las zorras como temlpo católico, con altar y santo patrono incluído.
Sorpresa fue encontrar un viejo vagón abandonado en medio de un amarillo de película, se trata de la carrocería del acoplado de tren cuádruple Ganz identificado como CAU 402, y para más dejo dos fotos, la primera extraída de la red perteneciente a  Carlos Skerk que en el 2003 fotografió al equipo aún con sus cortinas metálicas, 9 años después nada encontré de ellas (fotos 6 y 7).
Interesante el detalle de la cartelería de la estación ubicada sobre la RN40, genera un impacto que provoca la búsqueda del poblado y su estación

2 comentarios:

  1. Hola estimado Rodolfo. Hace unos días estuve en Los Parlamentos. Me entristeció mucho el crimen cometido con este ferrocarril, como con tantos otros. Te pregunto: La estación que supongo habría en Malargüe, ¿todavía existe?
    gracias
    juan josé bereciartua
    juanjosebere@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Amigo, estuve en la estación Malargüe hace unos nueve años, estaba con vida pero con el deterioro producto del tiempo, no sé cual será su estado hoy.
    Comparto tu idea de CRIMEN referida a la actitud de nuestros gobernantes en torno al tema ferroviario, crimen que no solo tiene que ver con lo estrictamente referido al tren si no que abarca al conjunto de los intereses de la comunidad que se vio afectada por el cierre de los ramales.
    Gracias por el comentario, gracias por el hecho de desviarse de la placentera ruta principal en busca del pasado escondido bajo la alfombra del olvido.
    Abrazo!

    ResponderEliminar