Páginas vistas en total

sábado, 13 de julio de 2013

Estación Franklin (BAP). Buenos Aires, Argentina

La estación Franklin se inaugura en 1884 como parte del Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico, en su ramal Retiro-Junín. El 1 de noviembre de 1947 el Estado Nacional a cargo del General Perón cierra un acuerdo con las empresas inglesas y francesas y nacionaliza el servicio de trenes, tomando posesión formal de las compañías de capital inglés el 1 de marzo de 1948. Ese mismo año el poder ejecutivo decide que el FC Buenos Aires al Pacífico lleve el nombre de Ferrocarril General San Martín.
Una profunda alegría me envolvió cuando me dí cuenta que estaba pisando tierra de trenes vivos, los trenes 513 y 514 pertenecientes a Ferrobaires pasan y se detienen seis días a la semana en la estación Franklin, pero la alegría tiene que ser contenida porque el servicio depende que nada ocurra con la única locomotora disponible que posee, como dijo?, sí todo funciona mientras la locomotora funcione, cosa que no siempre pasa, por ejemplo el 16 de febrero del 2011 participó de un trágico accidente que produjo un corte del servicio durante cuatro meses, el 14 de setiembre de 2012 se averió el compresor e la misma, hecho que mantuvo paralizado el servicio por dos semanas.
Franklin se ubica a 32 kilómetros de San Andrés de Giles, capital del Partido homónimo, llegar por ruta hasta él significa circular por una veintena de kilómetros de caminos terrosos que se tornan intransitables para cualquier vehículo liviano en caso de lluvia fuerte, traducido significa que mucha gente dispone tan solo del servicio ferroviario para llegar o abandonar el pueblo, y como ocurre con Franklin ocurre con otros pequeños asentamientos a lo largo de la línea, por eso el pedido para que se tomen los recaudos operativos necesarios para que el tren no falte por causas técnicas, una contingencia natural es impredecible e inmanejable, pero un desperfecto en la máquina impone el urgente recambio por otra, suena imposible, no debería.

2 comentarios:

  1. Tantos lugares hermosos que fueron pujantes en su tiempo, cuando el norte era el trabajo y la buena fe, hoy olvidados y abandonados al desaparecer esos valores que los inspiraban.

    ResponderEliminar
  2. Me interesó mucho el artículo. Me podría indicar como llegar a Franklin? Mi mail es gisela.toledo.06@gmail.com. saludos

    ResponderEliminar