Páginas vistas en total

viernes, 26 de septiembre de 2014

Estación Ferré (CGBA), Buenos Aires, Argentina

La estación Ferré se inaugura en 1910, pertenece al ramal Pergamino-Vedia de la CGBA y como vimos en la entrada anterior fue ganando la preferencia de los colonos que se fueron afincando de manera espontánea en sus inmediaciones, conformando un núcleo poblacional que se fue extendiendo en torno a la Diagonal A que vincula las estaciones de Ferré con La Trinidad.
Una información extraída del anuario 1947 de la Compañía General de Ferrocarriles consignaba sobre Ferré. " Pueblo situado sobre la línea Pergamino-Vedia, asentado en tierras de la Estancia San Jacinto propiedad de Doña María Unzué de Alvear, cuenta en la actualidad con 2500 habitantes y edificación moderna tanto particular como comercial, notándose en este órden un evidente y significativo progreso", la información contrasta con la oficial que consignaba que Ferré era una estación ferroviaria asentada en la sección chacras de La Trinidad, con espontáneo e irregular planteo urbano.
Recién en el año 1969, el Consejo de Sector de la localidad, pide a las autoridades provinciales en nombre del pueblo todo, el reconocimiento de tal como una localidad independiente de La Trinidad, basándose en el primer plano de la misma confeccionado recién en 1961.
La Asesoría General de Gobierno comparte el criterio expuesto y finalmente se dicta el decreto que reconoce a Ferré como una nueva localidad, sesenta años después de ese primitivo y explosivo asentamiento inicial.
La Compañía General de Ferrocarriles en la Provincia de Buenos Aires, nace de una concesión otorgada en 1904 a los empresarios Casimiro De Bruyn y Rómulo Otamendi, para la concreción de una red de ferrocarriles de trocha angosta que vinculaban los puertos de Buenos Aires y Rosario, La Matanza con el puerto militar de Bahía Blanca, La Matanza con el puerto de La Plata, mas otros dieciséis ramales más, previa aprobación de los planos respectivos. De los secundarios tan sólo se construyó el que hoy nos ocupa, Pergamino-Vedia y de los principales todos sufrieron reformas o cancelaciones como el que culminaba en Bahía Blanca, tan sólo el Buenos Aires-Rosario se construyó tal cual como estaba proyectado.
Este corredor ya había sido prefigurado en 1903, en un proyecto ferroviario impulsado por la firma Bunge & Born, que tenía sendos intereses económicos en las tierras surcadas por el ramal, y por cierto la CGBA terminó surgiendo de su seno, De Bruyn formaba parte de la gerencia de la cerealera y luego uno de los directores de la compañía ferroviaria sería Born.
Para 1911 estaban en funcionamiento todos los ramales, alcanzando el momento de mayor tráfico y rentabilidad financiera para finales de los años 20, a partir de los cuales comenzó un lento declinar influido por las crisis internas e internacionales, la optimización del transporte por carretera y la competencia con los otros ferrocarriles de capital inglés.
La paulatina declinación hizo que no se invirtiera en la renovación de vías y material rodante, hecho que fue materializando una obsolescencia en toda la línea que terminó generando pérdidas manifiestas para la segunda mitad de la década del cuarenta.
El proceso de estatización de la CGBA fue anterior al de las grandes empresas británicas, las negociaciones que incluían al Ferrocarril Santa Fe y al Rosario-puerto Belgrano comenzaron en 1946, durante la primera presidencia del General Perón. En 1947 la compañía pasa a engrosar el patrimonio del recientemente creado Ferrocarril General Belgrano hasta 1954 cuando el Estado se lo transfiere al Ferrocarril Nacional Provincia de Buenos Aires. En 1957 toda la CGBA vuelve a manos del Belgrano.
En 1961 según los dictados del Plan Larkin de achicamiento de ramales secundarios, todos los tramos secundarios de la ex Compañía General fueron cerrados o severamente mutilados, nuestro G6 se clausura definitivamente en 1977, generando a partir de ese momento una lenta agonía en muchos pueblos y parajes rurales que supo atravesar.
La estación se encuentra ocupada, su estado de conservación es aceptable y como dato diferencial rescato al viejo vagón de madera escondido tras una ramada de difícil acceso.

El recorrido continúa por tres estaciones más del Pergamino-Vedia, tres estaciones y dos puentes




No hay comentarios:

Publicar un comentario