Páginas vistas en total

sábado, 20 de septiembre de 2014

Estación Arroyo del Medio (FCCA), Buenos Aires, Argentina

El Arroyo del Medio es el límite natural entres las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, su denominación proviene de que éste curso de agua se ubica a mitad de camino entre los arroyos Pavón y Ramallo, antiguos límites de una región surcada por una gran cantidad de pequeños surcos de agua conocida como Pago de los Arroyos.
La estación fue inaugurada en 1890, en el kilómetro 269 de la vía principal rekilometrada del FCCA entre Buenos Aires y Córdoba, pertenece al ramal construído efectivamente por la compañía de capitales ingleses entre Pergamino y Cañada de Gómez con el fin estratégico de vincular las tres ciudades más importantes del país en franca competencia con el FCBAyR, que ya poseía una línea que conectaba las tres ciudades y continuaba por las vías del FCCC hacia todo el norte.
El primer punto de interés viniendo desde Peyrano lo constituye el puente sobre el Arroyo del Medio, ubicado al lado del carretero rural que yace en el fondo del pequeño y peligroso lecho como una prueba más de la excelente factura de toda la infraestructura inglesa.
Vista hacia Peyrano
El puente ferroviario tá.
Vista hacia Peyrano
El carretero nooo...
La estación ubicada en el Partido de Pergamino se encuentra en muy mal estado de conservación, con una ocupación reciente o actual que nada ha hecho por preservarla. El caserío nunca llegó a consolidarse como pueblo, por lo tanto no cuenta con el equipamiento básico, tan solo la escuela 25 y un viejo edificio largo quizás ramos generales u hotel parecieran tener vida.
La destrucción y el abandono son importantes, pese a ello no pierde la belleza inicial que caracterizó a los edificios de ladrillo a la vista ingleses.
El edificio está en ese punto justo de camino sin retorno si no tiene un reciclado intensivo pronto, ya que la ocupación lo mantiene mal pero entero, refiriéndome a pisos, techos y aberturas, mobiliario e instalaciones ya se perdieron. Ahora si ello llegara a ocurrir por favor traten de no desnaturalizar al edificio con pintura que tape la belleza original del ladrillo a la vista, o pisos de ladrillones o cerámicos, pensemos en esas restauraciones aplicadas a vehículos que rescatan y respetan hasta el último tornillo, en este caso no se podría hacer lo mismo con las instalaciones o el mobiliario, pero paredes, techos, pisos, aberturas podrían conservarse originales.
Continúo por el camino rural rumbo a la próxima estación del FCCA rumbo al sur, la última imágen muestra al pequeño edificio semi escondido desde el pequeño camino que recorre su frente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario