Páginas vistas en total

miércoles, 1 de enero de 2014

Estación López Lecube (BAP), Buenos Aires, Argentina

El nomenclador enmarca a la solitaria capilla de López Lecube, imponente obra de arquitectura religiosa producto de una promesa cumplida por parte del dueño de todos los campos de la zona, el Dr. Ramón López Lecube.
http://caminandolapampa.blogspot.com.ar/2013/12/lopez-lecube-iglesia-nuestra-senora-del.html

La estación y población toman el nombre que quién fuera el propietario de las 50000 hectáreas donde se encontraban ubicadas ambas. Fue inaugurada en octubre de 1906, estaba habilitada para pasajeros, carga, hacienda y telégrafo. Tenía una superficie de galpones de 3850 metros, distando 48,05 kilómetros desde Nueva Roma..
A unos 3 kilómetros del lugar se halla ubicada una cantera también propiedad de López Lecube, que era explotada para 1931 por la empresa GEOPE, constructora entre otras obras de la usina de Ingeniero White conocida como el castillo. Muchas personas trabajaban para ese entonces en las canteras y en la actividad ferroviaria, ya que los vagones con piedra y arena eran cargados de forma manual.
El edificio de la estación como así también los destinados a personal y maquinistas estaban revestidos en piedra de la cantera mencionada, también un camino adoquinado vinculaba el edificio principal con la iglesia, inaugurada el 31 de agosto de 1913.
A pesar que la iglesia es reconocida, a pesar de haber sido en sus orígenes un pueblo importante, hoy López Lecube se encuentra ubicado en el fatídico listado de pueblos en vías de extinción. En 1931 figuraban 150 habitantes, mientras que según el censo de 2001 su población ascendía tan solo a 26 sobrevivientes.
Todo el conjunto está abandonado y muy vandalizado, lo que provoca una gran pena, ya que debido a la historia que late tras su fundador y la iglesia, bien podría tomarse al pueblo como "histórico", revalorizando su complejo ferroviario, muy distinto a sus vecinos debido a la materialidad diferente con la que estaba construído.
Seguimos viaje buscando el desvío de Piedra Echada, la RP 76, aquella que del otro lado de la 33 pide a gritos macadán aquí es un terroso camino reseco por las altas temperaturas que se registran en la zona.

5 comentarios:

  1. Tristes imágenes de lo que queda , para alguien que lo visitó por trabajo en todo su esplendor!! Soy Conductor de Locomotoras Ferroviarias y pasé mucho tiempo en López Lecube...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Carlos, cuanta razón tenés, da mucha tristeza ver como ha quedado el patrimonio ferroviario, hay cosas materiales que están perdidas para siempre, pero por suerte todavía queda la memoria de personas como Ustedes que pueden transmitir las historias de ese pasado esplendoroso.
      Gracias por el comentario y un muy fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  2. Amigos,un documental de esta noche "en el camino" ,me produce una alegría saber que se recuerda parajes-estaciones abadonadas que por ser "viejos" NO están olvidadas y deberían se como lo hacen otros pueblos un orgullo de nuestro patrimonio cultural , quedan viejos vascos que recorren la Pcia de Bs As ! !

    ResponderEliminar
  3. Bonaerense Ruta 76, que nace en Sierra Chica y muere en López Lecube. El gran Iorio lo relató en una de sus obras

    ResponderEliminar