Páginas vistas en total

domingo, 29 de diciembre de 2013

Estación De Bary, FCO, Buenos Aires, Argentina

Comienzo aquí una serie de estaciones pertenecientes al antiguo Ferrocarril del Oeste (FCO), empresa que luego del proceso de compra y nacionalización por parte del General Perón pasó a formar parte del Ferrocarril General Sarmiento.
Las cinco estaciones pertenecen al ramal Once-Santa Rosa-Toay en la Provincia de La Pampa, hoy por la totalidad de sus vías circulan trenes de la (SOFSE), Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado, Belgrano Cargas y Logística y FerroExpreso Pampeano.
Hagamos historia.
Las primeras reuniones concernientes a la idea de ferrocarril tuvieron lugar en la casa del anticuario José Manuel Guerrico, allí se reunía lo más granado de la sociedad porteña. Luego de la caída de Rosas se funda en setiembre de 1853 "La Sociedad del Camino de Hierro", sin embargo ya para comienzos del 1800 Guerrico tenía escritos que mencionaban la idea de un camino de hierro. Si bien la propuesta de la construcción fue realizada por un grupo de particulares, el financiamiento corrió por parte del Estado de Buenos Aires, separado por aquellos días de la Confederación Argentina. En 1863 la Provincia se convirtió en la única propietaria del ferrocarril.
En 1854 el gobernador de Buenos Aires Pastor Obligado otorgó una concesión a la sociedad Camino de Hierro de Buenos Aires al Oeste para construir un ferrocarril, así se cumplía con un proyecto de ley presentado el 9 de enero por entre otros, Dalmacio Vélez Sársfield, Mitre y Mariano Billinghurst. La ley sancionada por la Cámara de Representantes de Buenos Aires establecía la donación pública de la tierra, la libre introducción de útiles y la liberación de impuestos.
El ferrocarril fue inaugurado el 29 de agosto de 1857, el trayecto medía originalmente 10 kilómetros e iba desde la estación Plaza del Parque, situada donde hoy se ubica el Teatro Colón a la estación Floresta.
En 1858 se prolongó 8 kilómetros hasta Ramos Mejía, en 1859 llega a Morón y en 1860 contaba con 39 kilómetros alcanzando el pueblo de Moreno.
Como dije antes la colaboración financiera de Buenos Aires fue decisiva ya que aportó el dinero inicial y luego lo necesario para asegurar la prolongación de la línea. El 1 de enero de 1863 se convierte en el único propietario de la empresa al comprar todas las acciones en manos de particulares. Para 1890 el ferrocarril había alcanzado una extensión de vías de 177 kilómetros, transportando anualmente mas de 500000 pasajeros y 166551 toneladas de carga.
En 1866 la empresa alcanzó la ciudad de Chivilcoy, ubicada a 165 kilómetros de Buenos Aires y para 1885 nuestra vía principal ya había llegado al pueblo de 9 de Julio.
La primera locomotora en realizar el viaje fue denominada "La Porteña", la misma había llegado a nuestro país el 25 de diciembre de 1856 y fue construída en los talleres británicos The Railway Foundry Leeds, por la firma E.B Wilson. un carro tirado por 30 bueyes condujo la locomotora desde el puerto hasta la estación, el rodado era del tipo 0-4-ST, alcanzaba una velocidad de 25 km/h y se mantuvo en servicio hasta agosto de 1889, utilizándose para maniobras por diez años más. Hoy se halla expuesta en el Museo Provincial del Transporte de la ciudad de Luján Una segunda locomotora llamada "La Argentina" completaba el material tractivo del primer ferrocarril argentino, aclaremos que no eran nuevas ya que habían servido con anterioridad en las Guerras de Crimea. con el tiempo el material rodante se completó con dos locomotoras más y 79 vagones entre carga y pasajeros.
Juntamente con las dos primeras máquinas llegaron sus conductores, los hermanos John y Tomas Allan. fue precisamente John el encargado de realizar las primeras pruebas y también fue el responsable del primer percance ferroviario ya que el tren descarriló debido a la excesiva velocidad que llevaba, causándoles golpes leves a varios pasajeros entre ellos a Dalmacio Vélez Sársfield. Los accionistas se juramentaron que aquel percance quede en el más absoluto secreto, a fin de no difundir alarma entre el público, pero el incidente bastó para darse cuenta que las vías no estaban de acuerdo para la velocidad que podían desarrollar las locomotoras, produciendo los cambios necesarios para adecuarlas.
John Allan fue el primer maquinista de la historia de nuestros ferrocarriles, trabajó de ello hasta su muerte ocurrida a los 36 años producto de la fiebre amarilla. Otro maquinista fue Don Alfonso Corazzi que fue durante ocho años fogonero y luego uno conductor para la Strada Ferrata Leopoldina de la Toscana. Abandonó a la Nº1 en 1863 y se fue a la construcción del FCCA en Santa Fe.
Nuestra primera estación De Bary se ubica entre las de Catriló y Pellegrini, actualmente se halla intrusada por una familia que la mantiene en regular estado de conservación, sus vías están concesionadas al FerroExpreso Pampeano que se desentiende completamente del mantenimiento de las mismas.
El enlace pertenece a una página de la que extraje parte del material, las fotos antiguas corresponden a Wikipedia.
Unos cuantos kilómetros por el pavimento de la RN 5 y Pellegrini será nuestra próxima parada.



2 comentarios:

  1. Tienen alguna informacion de un desvio privado entre De Bary y Pellegrini? Supuestamente iba hasta un monte/vivero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente no tengo esa información, probá poniendo ese dato en Google, hay unos blogs muy buenos dedicados a los ferrocarriles del Sud de Buenos Aires que quizás hablen del tema.
      Sañudos!!

      Eliminar